11 mar. 2010


Décimo día: miércoles 10 de marzo


Sucre: después de la vigilia de oración con los jóvenes del MJS, a las seis y media de la mañana se rezaron los laudes con una presencia importante de fieles. A las siete se celebró la eucaristía presidida por el obispo auxiliar, mons. Adolfo Bitschi y concelebrada por varios sacerdotes religiosos de la ciudad. Al concluir la misma, el colegio Don Bosco le dio la despedida con alegría y nostalgia.
De ahí se dirigió al colegio Domingo Savio, en la zona de Aranjuez, dirigido por las Hijas de María Auxiliadora; en el coliseo fue recibido por todo el alumnado, allí se celebró la eucaristia y se vivió un momento intenso junto al santo de Turín. 










Potosí: a eso de las cinco de la tarde, las reliquias llegaron a la Villa Imperial. A pesar de la lluvia y el intenso frío, el recibimiento fue caluroso y festivo. Ya desde Betanzos, unos 40 km antes, una caravana acompañó el vehículo que porta los restos de Don Bosco. Una vez llegados a la ciudad, el alcalde de la ciudad entregó a los salesianos las llaves de la ciudad y dio la bienvenida oficial a la urna de Don Bosco. De allí, acompañado por los estudiantes y al ritmo de los t’inkus y los calcheños llego a la plaza principal donde el obispo, mons. Ricardo Centellas, celebró la eucaristía acompañado por un buen grupo de sacerdotes. Después, se improvisó una procesión que recorrió varias de las céntricas e históricas calles de esta ciudad. Regresó a la plaza y allí comenzó la gran fiesta juvenil que se extendió hasta las cuatro de la mañana. 

 











No hay comentarios:

Publicar un comentario